Escuchar sabiamente

Natalia Álvarez Aguado

El oído es el órgano que se encarga de transmitir los sonidos del exterior al cerebro a través de sus tres secciones: el oído externo, medio y el interno.

El oído externo, está formado por el pabellón auditivo, que funciona como una especie de embudo que recoge las ondas sonoras y las envía hacia el interior del oído y el canal auditivo.

El pabellón auditivo es de gran importancia, ya que se encarga de compensar la presión que existe en el exterior del oído con la presión en el interior, que es mucho mayor, ya que el aire está comprimido. Después de entrar en el pabellón auditivo las ondas se dirigen hacia el tímpano por el conducto auditivo.

El tímpano es una membrana que delimita el conducto auditivo del oído medio y la ventana oval. Está compuesto por tres huesos (el martillo, el yunque y el estribo), son los huesos más pequeños del cuerpo humano, encargados de transmitir los movimientos del tímpano a la ventana oval, que es una membrana que recubre la entrada a la cóclea en el oído interno.

Finalmente, en el oído interno, concretamente en la cóclea, tiene lugar la transformación de las ondas sonoras en impulsos eléctricos que se envían al cerebro, haciéndolo a través del nervio auditivo. En el oído interno se encuentran también las células ciliadas.

Es así como para escuchar el sonido, este es primero procesado, siendo las ondas captadas (Oído externo), conducidas por un traductor delicado y preciso (Oído medio), que lo pasa a una red electrónica (Oído interno), que lo conduce a la central de la audición en el cerebro para su interpretación. Un daño en uno o más de estos componentes, puede dar problemas de audición.

El oído me da la capacidad para escuchar y el cerebro lo asocia dando como resultado una interpretación. En la medicina tradicional China los oídos y el escuchar hacen parte del reino del agua, relacionando su daño, con pérdida de energía vital (Qi), con la pérdida de Qi de riñón, y se puede manifestar por conflictos internos y por la emoción del miedo, inclusive, pudiendo generarse después de un gran impacto emocional un tinnitus (pitos en los oídos) o vértigo que jamás el paciente tenía.

En Biodescodificación (Técnica que pone en consciencia conflictos emocionales los cuales se ver reflejados en el cuerpo físico), al presentarse cualquier problema en los oídos, SIEMPRE se tratará de un conflicto de no “querer escuchar algo” posiblemente porque causa una emoción como miedo o sufrimiento o bien, de “haber dejado de escuchar algo que me gustaba”.

El dolor en los oídos puede significar que alguien me ha dicho algo que me ha hecho enojar, que me ha molestado, que me ha irritado, que me ha hecho enfurecer.

En el caso de los niños, puede tratarse a causa de haber escuchado algo molesto en casa. Tal vez, los gritos de su madre, los gritos de su padre o bien, pleitos y peleas entre ambos padres.

En caso de sordera parcial o total, puede que ya lleve mucho tiempo escuchando a alguien decir lo mismo y ya estoy harto. Pueden ser relaciones de pareja con conflictos de mucho tiempo.

Puede ser el hijo, cansado de escuchar los reclamos de la madre. En los casos de sordera, siempre está implícito el “mucho tiempo”, aguantando oír lo mismo. Existen muchas más enfermedades de los oídos que de verdad me sorprenden cada día más como la emoción nos enferma de sobremanera.

Pero se preguntarán: ¿Qué debemos escuchar entonces?; Escuchar con más amor, sabiamente y sin juicio, primero escucharte lo que para ti, no está bien, aquello que te cuesta oír en tu vida, y cambiar lo necesario para que no “te duela” tanto al oírlo o no te genere “ruido en tu mente” a tal punto de crear un tinnitus; “o te fastidie tanto” que prefieras no escuchar nada.

Si quieres reprogramar tu mente, debes escuchar palabras, música que te genere alegria, que te agrade escuchar, que lo disfrutes, cuestionate qué no quieres escuchar más en tu vida y da el paso a una nueva realidad.

* Directora Médica del Centro Médico Integrativo Maná, Máster en Nutrición y Dietética Humana, Psicoterapeuta Transpersonal, Medicina Tradicional China, Terapia Neural.